Escudos de seguridad

Una de las opciones más económicas para reforzar la seguridad de la puerta de entrada principal a su hogar sin tener que cambiar la puerta entera. Teniendo en cuenta que a la hora de cambiar la puerta las más baratas que ofrecen las mínimas medidas de seguridad efectiva rondan los 3000€, puede reforzar su seguridad sin tener que realizar una inversión de ese calibre instalando un sencillo escudo de seguridad. Antes que nada, hay que tener en cuenta que la puerta principal es el segundo acceso favorito de los delincuentes para cometer robos violentos en viviendas, siendo el primer punto de acceso las ventanas y balcones, que suelen ofrecer más facilidades al encontrarse abiertas o cerradas solo por endebles mecanismos de carpintería de aluminio.

escudo1

Además de proteger dichas ventanas, cuyas soluciones en rejas y ballestas para evitar robos puede consultar en mi misma página web, es necesario instalar un escudo de seguridad en la puerta principal para disuadir a ladrones y criminales y evitar que ni siquiera intenten entrar en su hogar. En caso que la disuasión no sea suficiente por el motivo que sea (por la ubicación desprotegida y solitaria de su inmueble, por el conocimiento que puedan tener de que hay objetos de lujo en el interior de la vivienda, etc) un escudo de seguridad para cilindros es la mejor opción para impedir el uso de las principales técnicas de habilidad y fuerza que los delincuentes usan para burlar las cerraduras de acceso a la vivienda. El escudo directamente impide la aplicación de las técnicas favoritas de allanadores a través de una serie de mejoras en seguridad físicas que se añaden a aquellas de las que ya dispone su bombillo de seguridad (puede consultar mis servicios de instalación y sustitución de bombines en la sección correspondiente).

 El escudo actúa como un freno físico impidiendo la acción de las técnicas de delincuentes sobre el cilindro. En primer lugar, evita el taladrado y el fresado del núcleo del cerrojo y sus pitones, lo cual evitará el desbloqueo de la lenteja giratoria y la apertura de la puerta. Con placas y refuerzos de acero cementado y acero al manganeso para evitar el taladrado, un buen escudo de seguridad inutilizará ésta técnica tan conocida por los ladrones. La tornillería del escudo también va protegida por bolas de acero para impedir su taladrado y extracción de la puerta.

escudo2

Otra medida de seguridad es la protección de la lenteja y el núcleo, impidiendo su extracción con herramientas convencionales (llaves inglesas, picos de loro) y extractores profesionales. El núcleo queda anclado a la puerta siendo su extracción imposible, con lo que esta técnica ya no servirá a los cacos y no podrán entrar a su morada. En tercer lugar, el escudo evita el cizañamiento y la torsión del cilindro para romper su puente inferior, la parte más débil del cilindro y que cualquiera puede romper sin problemas en 15 segundos con una simple llave inglesa sin hacer ningún ruido, con lo que ésta técnica tampoco será utilizable por quiénes pretendan entrar furtivamente. También dispongo de escudos con protector magnético y con alarma de detección precoz de ataque. Los escudos con llave magnética ocultan la cerradura, destapándola solo al pasar una llave magnética que se proporciona con el mismo, y que conviene llevar en el llavero con el resto de llaves. El escudo con detección de ataque dispone de un altavoz que avisa acústicamente en caso de detectar un ataque al mismo, e incluso puede avisarle a usted y a la central de alarmas mediante un mensaje de texto en el momento en que detecte que está siendo violado.

escudo3